– El podio final lo completaron Yerya Lemes-rogelio Peñate y Aníbal Machín-Isabel Pérez con sendos Mitsubishi Evos
 
 
El Rallye Villa de Teguise en sus seis ediciones disputadas no había conocido una competencia por las plazas de podio como la vida hoy en las carreteras de la isla de Lanzarote, lo que unido a una gran presencia de público y aficionados como hace tiempo no se veía en el automovilismo insular, le convierten en una referencia que será recordada por todos y un éxito organizativo del Club Manguia Motor Sport.
 
Y en la cúspide de un día de carreras espectacular, el equipo de Toñín Suárez-Jorge Cedrés se llevó una victoria contundente con su Porsche 911 GT3, dominando la prueba de principio a fin y adjudicándose los scratchs de cinco de los seis tramos cronometrados, en una demostración de autoridad en este rallye con tres victorias consecutivas y volviendo a ponerse líder del certamen insular de Lanzarote del que es vigente campeón. En definitiva, una más que merecida victoria para el equipo de Bodegas Suárez, esta vez sin premisas y con toda la competencia siguiéndole los pasos.
 
Yeray Lemes-Rogelio Peñate con el Mitsubishi Lancer Evo fueron segundos a lo largo de todo el rallye y fueron la sombra de los ganadores, por lo que no pudo repetir un nuevo triunfo en su isla como en el pasado Rallye Orvecame 2021. Los rápidos tramos de Teguise son más favorables a los Porsche 911 GT y ya un segundo puesto con su 4×4 ya está muy bien. Como nota de consuelo se adjudicaban un scratchs, el del último tramo cronometrado, reduciendo su desventaja con Toñín Suárez a 10,1 segundos.
 
El podio lo completaba otro piloto Mitsubishi, Aníbal Machín con Francisco Rosales a la derecha, completando un rallye casi perfecto para ellos y en esa misma posición desde el inicio, aunque a su montura le era imposible seguir el ritmo de sus compañeros en el podio final, como lo demuestra la sustancial diferencia de 1 minuto y 22 segundos con respecto a Lemes.
 
Ya en la cuarta plaza se situaba otro de los Porsche 911, en este caso el debutante en manos de Oliver Rodríguez, con David Rivero de copiloto, que fueron con la precaución debida para conocer bien a la nueva montura del piloto lanzaroteño, aunque en algún momento estuvieron cerquita del podio. Para ellos fue el trofeo de la categoría 1.
 
Suso LemesIsabel Pérez (Mitsubihsi Lancer Evo), Juan Carlos de la Cruz-Aitor Cambeiro (VW Polo N5) y Julio Martínez-Pedro Viera con el tercero de los Porsche, se clasificaron por este orden a continuación. Suso se quejaba de unos neumáticos que no cogían la temperatura adecuada, Juan Carlos sufrió más de un problema técnico que le retrasaban, además de alcanzar en el TC1 a Julio Martínez, que se salía tras bloquearse el acelerador de su montura.
 
Oscar Curbelo y Elizabeth de la Iglesia se llevaron la categoría 2 con el Renault Megane, mientras Javier Cañada-Alejandro Rodríguez se hicieron con la categoría 3 con el Peugeot 206, ganando de paso el Trofeo de Promoción de la FALP. En los grupos de vehículos históricos, Adián Pérez-Daniel Fernández con Toyota Corolla se llevaron el grupo H90 y Alberto Pérez-Ricardo Betancort ganaron el grupo H5.
 
La prueba finalizó de nuevo en el Complejo Agroindustrial de Teguise con la entrega de trofeos, con la presencia de varios concejales del Ayuntamiento de Teguise, los presidentes de las federaciones Benito Rodríguez y Miguel Angel Domínguez, junto al presidente del Club Manguia Alberto Umpiérrez. Todo envuelto en buen ambiente después de una gran jornada del mundo de motor en todos los aspectos, que es una buena premonición para la gran cita del S-CER con el Isla de los Volcanes a final de este mes.