Los primeros bocetos del diseño de Volkswagen Comerciales muestran hacia donde se quiere ir: el Volkswagen Amarok es sinónimo de prestaciones premium entre los pick-ups. Un pick-up que se conduce con la misma precisión que un turismo y que cuenta, además, con total capacidad todoterreno.

Los valores intrínsecos del Volkswagen Amarok han sido completamente reformulados: un interior y exterior renovados y diseñados para emocionar. Con un frontal más atlético y un panel de instrumentos modificado, se ha logrado enfatizar la poderosa apariencia del Amarok y reforzar el aspecto premium del vehículo.


La longitud es de 5,25 metros y la anchura de 2,23 metros (espejos incluidos), conformando un vehículo que cumple con todo lo que se espera de un pick-up clásico, tanto en estilo como en concepto. El tamaño de los neumáticos de las distintas configuraciones del Amarok ha incrementado considerablemente, reforzando su imagen atlética y poderosa.

Las llamativas características del diseño y de la nueva arquitectura del panel de instrumentos, ponen el acento en las líneas horizontales, la clara división entre las distintas superficies y la precisión alcanzada en los pliegues y los bordes. Una de las principales novedades radica en la forma en que se ha dividido la sección frontal, abandonando los contornos redondeados y centrándose en líneas horizontales y verticales. Este diseño ha conseguido imprimir un aspecto mucho más impactante y pronunciado tanto en el frontal como en el interior del vehículo. En las imágenes se puede apreciar un frontal más impactante, un nuevo interior más atractivo y la caja de carga más grande del segmento, con 2,52 m2.

Todas estas características hacen del Amarok un pick-up más atractivo, que despierta el interés de clientes que hasta ahora habían comprado en el segmento SUV clásico. En las próximas semanas Volkswagen Comerciales seguirá publicando más detalles de este nuevo y espectacular modelo.