-En un duelo vibrante, los del Mitsubishi Lancer Evo VIII se instalaron en la cabeza desde la segunda prueba cronometrada.

​En diferentes momentos de la temporada Domingo Ramos y Marcos Guerra se vieron luchando por la victoria en algunos rallyes. Quizá incluso antes de lo que ellos imaginaban. En el Rallye Villa de Teror, una prueba histórica y que este año además de para el provincial también era puntuable para el autonómico, lograron la proeza de acabar en lo más alto del podio.

“No he dejado de correr en todo el día”, dijo Domingo Ramos instantes antes de subir al podio situado en la Plaza Ntra. Sra. del Pino. “Creo que la clave estuvo en el primer tramo y en su repetición, ya que fue donde más diferencia conseguimos”, explicaba el de Suministros Santana Domínguez, ElectroMarket, Escamilla, Autobuses Moreno, Center Car Arguineguín, Desguace El Cruce, Discoteca-Karaoke La Guinda II, Mapfre Arguineguín, Ferretería Tomás, Grúas Arguineguín y MotorADiario.com con la intención de darle sentido a su primer triunfo absoluto. “Se me saltaron las lágrimas en el último control stop; todo lo malo que hemos vivido en el pasado ha merecido la pena con lo que hemos conseguido hoy”. El piloto grancanario era sincero al decir que “aún no me lo creo. Ganar un rallye emblemático como el ‘Villa de Teror’ es un sueño”.

Domingo y Marcos marcaban el segundo mejor tiempo en la primera prueba especial y una después ya eran líderes. La regularidad en los puestos altos les hacía fuertes al frente de la general, situación que ganaba enteros con su primer scratch, que llegaba justo al inicio de la segunda sección. Con 13,3 segundos de ventaja la situación parecía aclararse, pero la degradación de los neumáticos entraba en juego, tanto es así que cerraban esa parte de la carrera –con sólo dos tramos para acabar- con apenas tres segundos de ventaja. “Los neumáticos se degradaron más de lo previsto y sufrimos en la octava prueba especial”, destacó el del Lancer Evo VIII al respecto de uno de los momentos más críticos de la carrera.

El segundo y definitivo scratch de Ramos-Guerra llegó en otro momento mentalmente clave: en la penúltima especial. Tres décimas a su favor que, aunque no fuesen en ese momento definitivas, sí eran una declaración de intenciones. La prueba la finalizaron calcando el tiempo de sus adversarios más directos y llegando a Teror como brillantes vencedores de esta prueba. Para Domingo la primera, para Marcos la segunda en este mismo escenario.

​Gracias a este triunfo, que se suma al logrado en la Maxi Challenge RallyCar, Domingo y Marcos escalan ahora a la segunda plaza del Campeonato de Las Palmas de Rallyes, a menos de diez puntos del liderato.

Contacto: Domingo Ramos | 639 319 385