– En el Rallye Islas Canarias ‘El Corte Inglés’ la Challenge llegó a contar con hasta tres líderes, aunque fue la pareja tinerfeña la que dominó buena parte de la prueba. 

La Challenge Michelin organizada por Orteauto Sport arrancó su capítulo 2016 con una lista de participantes de primer nivel. El Rallye Islas Canarias ‘El Corte Inglés’ daba cabida a un apartado que destacaba en esta ocasión por contar con grandes nombres y, también, excelentes máquinas. Después de 12 tramos cronometrados Víctor Delgado y Laura Correa acabaron como primeros clasificados.

Néstor Santana-David Rivero, también sobre un R2 de Peugeot, empezaban mandando al ganar la primera especial, aunque su liderato fue efímero. Los hermanos Climent, Nelson y Ayose, ganaban con una montura similar la segunda prueba especial y lograban mantener su liderato en la primera sección. Pero fue a partir del inicio de la segunda cuando Víctor Delgado y Laura Correa, con otro Peugeot, tomaban el liderato para no abandonarlo hasta el final de la prueba. Con un scratch más en la primera jornada, los dos restantes fueron para el Citroën Saxo VTS de Germán Santiago-Paola del Buono, se iban a descansar con una ventaja de apenas 9,3 segundos sobre la pareja Santana-Rivero, los líderes iniciales.

Era una distancia muy corta con más de 100 kilómetros cronometrados por delante. Pero la pareja formada por Delgado-Correa no quería sorpresas y, para despejar dudas, se anotaban las seis pruebas especiales del día ganando así a la primera de cambio. Las posiciones de podio quedaron ocupadas por los otros dos líderes que tuvo la Challenge Michelin, es decir, las parejas compuestas por Climent-Climent y Santana-Rivero que, después de 200 kilómetros contra el reloj acabaron distanciados por unos escasos 7,2 segundos. Un total de nueve equipos vieron la meta final en esta 40 edición del Rallye Islas Canarias ‘El Corte Inglés’.

“Fue un rallye muy complicado”, destacó Antonio Ortega, director deportivo de Orteauto Sport. “Las condiciones meteorológicas del primer día y lo abrasivo de los tramos de la segunda etapa sirvieron para comprobar el rendimiento de los neumáticos Michelin en todo tipo de condiciones”, apuntó Ortega. Se usaron todos los compuestos, desde el R11 que es el más blando, pasando por el R21 y el R31, que son las nomenclaturas empleadas para el intermedio y el duro. “Esta primera cita de la Challenge estuvo muy animada, tanto por participación como por la calidad de los inscritos”, ha recordado el responsable del certamen que, al mismo tiempo, valoró positivamente el desarrollo de la carrera y sus diferentes alternativas.