Soberbia segunda etapa en el Rally de Portugal del lanzaroteño y su copiloto Rogelio Peñate hasta que doblaron el puente trasero de su Ford Fiesta R2 al irse largos en una rápida curva del TC12, el penúltimo del día, e impactar con una roca. Este domingo se reengancharán para lograr el mayor número de puntos posible.

Yeray Lemes y Rogelio Peñate han demostrado en la segunda etapa del Rally de Portugal, primera de las cinco pruebas valederas para la nueva Drive DMACK Fiesta Cup, que tenían ritmo para aspirar al triunfo. Los canarios llegaron a recortar la ventaja del líder hasta los 3,9’’ gracias a dos scratch que suman al que lograron este viernes.
Fue durante los tramos de ‘Santa Clara 1’ (19,09 km) y ‘Santana da Serra 1’ (31,9 km), ya que la neutralización de ‘Malhao 1’ (22,15 km) por el accidente de un equipo participante dejó las cosas tal cual, con Lemes a menos de cuatro segundos de asaltar el liderato. Pero en la segunda pasada por estas mismas especiales cronometradas la batalla por la victoria en esta copa de M-Sport y DMACK se recrudeció.
El piloto de Auto-Laca volvió a intentarlo en ‘Santana da Serra 2’, pero a pocos kilómetros de la salida se fue largo en un rápido viraje y al salirse de la trazada buena la zaga del Ford Fiesta R2 golpeó una roca dañando el eje trasero. “Así son las carreras y no podemos lamentarnos ahora. Llevábamos dos días esquivando piedras y al final ésta tenía nuestro nombre. Duele porque íbamos genial y los tiempos salían con mucha, mucha facilidad. No íbamos por las paredes, íbamos jugándonos la victoria”, ha declarado el lanzaroteño.

Con el coche intacto salvo por el puente trasero, los canarios se reengancharán este domingo aunque con diez minutos de más en su tabla de tiempos al no poder llegar a la meta de los dos últimos de esta etapa. Su copiloto, Rogelio Peñate, ha destacado la mala fortuna que han tenido en una carrera que tenían muy bien encarada. “Salirse de la trazada era un riesgo,

pero en el único desliz que hemos tenido dar con una roca y doblar el puente… Nos ha ocurrido peleando por la primera posición, así que ahora sólo nos queda intentar sumar los tres scratch mañana y volver con toda la fuerza del mundo en la segunda prueba. Nos hemos demostrado a nosotros mismos que somos aspirantes a todo y nos tenemos que llevar eso en la maleta de vuelta a Canarias”, ha señalado el de Santa Lucía de Tirajana.
De cara a mañana ya sólo quedan tres tramos más que afrontarán durante la mañana. Primero tendrá lugar el de ‘Loulé’ (13,83 km), a continuación ‘Sao Bras del Alportel (16,21 km) y, por último, la repetición de ‘Loulé’ que pondrá el punto final a esta cita inaugural de la Drive DMACK Fiesta Cup.