El escaso conocimiento del Peugeot 208 R2 de GC Motorsport pesó en el rendimiento de los de McDonald’s que, a pesar de las dificultades y de la dureza de esta prueba de carácter internacional, marcaron tiempos muy prometedores.

Con múltiples frentes abiertos e integrados en la categoría más numerosa de cuantas se dieron cita en el pasado Rally Islas Canarias ‘El Corte Inglés’, los grancanarios Néstor Santana y David Rivero condujeron su Peugeot 208 R2 hasta la meta final tras completar los doce tramos cronometrados. No fue ni mucho menos una edición sencilla la número cuarenta de esta prueba que en su etapa del viernes desafió a los participantes con niebla, lluvia y un intenso frío en sus primeros compases.

La especial de Moya era el peor escenario posible para estrenarse con un coche que sólo conocía de unos test en circuito. A pesar de ello Néstor se erigió en el primero de los pilotos locales integrados en esta categoría, una posición que no pudo mantener en adelante a pesar de marcarse un ‘tiempazo’ en el tramo de Santa Lucía. Tercero de 19 inscritos en su categoría, le ganó el pulso en esta especial a nombres del European Rally Championship y del Campeonato de España.

De ahí en adelante, Santana se esforzó por dar con la puesta a punto que fuera la idónea para su estilo de pilotaje. Tanto él como su copiloto David Rivero terminaron esa etapa del viernes en novena posición, pero metido de lleno en un grupo de seis equipos que se jugaban la sexta plaza.

Con el cambio de escenario en la etapa del sábado, los jóvenes grancanarios tuvieron que hacerse al comportamiento del coche con unos neumáticos que se degradaron excesivamente en un asfalto más caliente que el de la jornada anterior. No bajaron la guardia los de McDonald’s que siguieron apretando los dientes en busca de ese buen resultado que brindar a sus patrocinadores.

“Estoy acostumbrado a coches con reglajes algo más duros que el Peugeot 208 R2, así que me costó en algunos momentos ser todo lo rápido que queríamos David y yo. Trabajando en adaptarlo a mi estilo estoy seguro de que podríamos haber estado más cerca de los tiempos de cabeza, pero en general el viernes se nos dio bien. Fue una sorpresa vernos terceros por delante de tantos y tan grandes pilotos”, declaró Santana, que terminó octavo en el Grupo R2B, vigésimo octavo absoluto en el European Rally Championship, vigésimo segundo en el Campeonato de España y decimocuarto en el apartado autonómico de esta 40 edición del Rally Islas Canarias ‘El Corte Inglés’.

Sobre esa segunda etapa aseguró que “fue imposible hacer más” ante la rápida degradación de las ruedas. “Nos mermó bastante y eso que el coche no dio problemas de ningún tipo y que el equipo GC Motorsport estuvo de diez. No sé si podremos repetir experiencia, pero sólo puedo dar gracias a nuestros patrocinadores en este pequeño programa en el que hemos puesto todas nuestras ganas y nuestra experiencia. Gracias a McDonald’s, Orthidal, Gestican Automóviles, MacroFit Las Palmas, Litografía González y GC Motorsport”.