Muchos se preguntan… “¿Que es la RS?”
Es una modalidad de automovilismo en la que intervienen vehículos homologados por la FIA hasta el año 1982, en la que compiten sobre el mismo recorrido que los participantes habituales, pero con la salvedad de que no deben ir lo más rápido posible dentro de los tramos cronometrados, sino que deben recorrer estos en el tiempo exacto que marque la organización, es decir, respetando una media de velocidad entre 50 y 90 km/h según las condiciones de la especial.

Los vehículos admitidos son todos los coches de competición que participaron en rallyes, homologados entre el 1 enero de 1950 y el 31 diciembre de 1982, incluidos los homologados en los grupos 1, 2, 3, 4 y 5 en la citada época. Las preparaciones admitidas son las estipuladas en la Ficha de Homologación FIA, las permitidas en su época o según la reglamentación vigente.


Todos los pilotos y copilotos deberán estar en posesión de las licencias correspondientes (Estatal Restringida o superior) expedida por la F.C.A.

Existen tres categorías;
-Trofeo 50; Es la categoría de iniciación y lo más parecido a las clásicas. La velocidad impuesta máxima es 50 km/h y sólo es obligatorio llevar un casco y un extintor.
-Copa (media baja); Es el siguiente paso en preparación y velocidad. Son vehículos con una mayor preparación mecánica, siendo obligatorio el medio arco de seguridad y con una media inferior en un 12% a la del Campeonato.
-Campeonato (media alta); Son vehículos de competición en todos sus aspectos, tanto mecánicos como de seguridad. Las medias son más altas y llegan incluso a superar los tiempos en meta de algunos vehículos de velocidad, a pesar de no ir al máximo durante todo el tramo.
Todos los vehículos deberán disponer de un Pasaporte Técnico de Vehículo Clásico emitido por la RFEDA, FCA o por la F.I.A, ficha de homologación e informe de ITV actualizado y en vigor, siendo obligatoria su presentación en las verificaciones técnicas de cada competición o en cualquier momento a requerimiento del cuadro de oficiales de la competición.

MEDIDAS DE SEGURIDAD
Participantes;
-En Campeonato y Copa es obligatorio, el uso de mono ignífugo de competición, con homologación FIA para rallye vigente o no. Se recomienda fuertemente, el uso de vestimenta ignífuga homologada (sotocasco, ropa interior, calcetines, guantes y botas).
-En todas las categorías es obligatorio, el uso de Cascos, con homologación FIA para rallye vigente o no. Se recomienda el uso de un sistema de retención para la cabeza (HANS o FHR).
Vehículos;
-Los vehículos deberán estar equipados con un extintor de al menos 2 Kg, sólidamente anclado dentro del habitáculo, así como llevar a bordo dos cutters en todo momento.
-Obligatorio la instalación de un cortacorriente de seguridad dentro y fuera del habitáculo. Se recomienda la instalación de un sistema de extinción automático.
-Obligatorio la instalación de arco de seguridad, de conformidad con el anexo K al C.D.I. (de su época) para todos los participantes en el Campeonato y en la Copa.
-Todos los vehículos deben contar con las medidas de seguridad que exige el Código de la Circulación vigente (triángulos de señalización, chalecos reflectantes, etc.).
INSTRUMENTACIÓN

Será admitido cualquier sistema de medición, tanto en distancia como de tiempo interconectado o no con el vehículo. El número máximo de aparatos de medición interconectados con el vehículo se limita a uno (1).
CRONOMETRAJE

-El cronometraje dentro de los tramos se realizará a la décima de segundo, penalizando el retraso y el adelanto a razón de 1 décima de punto por cada décima de segundo.
-Para evitar que algunos pilotos usen esta modalidad como una forma económica de disputar un rally y se respete la Regularidad, el adelanto en cualquier punto de cronometraje superior al diez por ciento (10%) del tiempo ideal, implicará -en la primera y la segunda ocasión- 100 puntos de penalización, y en la tercera, la exclusión de la competición.
-Se instalará en cada vehículo un transponder de seguimiento y cronometraje, a ser posible en el mismo punto, siendo el lugar predeterminado para ello la ventanilla lateral posterior y fuera del alcance de los ocupantes del vehículo.

Con estos apuntes, desde la Comisión de Regularidad Sport de la FALP queremos acercar nuestra modalidad a los aficionados que aún no entienden la RS y estimular la participación de todos aquellos que tengan un vehículo clásico en su garaje.