Tras ser baja en el transcurso de la primera sección del Rally Villa de Santa Brígida celebrado este pasado sábado 14 de abril por avería, el Autoescuela Reyes Rally Team ya prepara la llegada de la nueva evolución de motor del Honda Civic Type R de Juan Armas Canarias.Primer abandono del Autoescuela Reyes Rally Team desde que a principios de la temporada pasada iniciaron su andadura con el Honda Civic Type R de Juan Armas Canarias. Un palier impidió a Ángel y Víctor Marrero pasar del primer tramo del Rally Villa de Santa Brígida cuando por el ritmo exhibido hasta ese momento podían considerarse –como mínimo- aspirantes a la cuarta posición absoluta de esta segunda prueba del Campeonato Provincial de Rallys de Las Palmas. El piloto encajó este primer abandono en tres años como lo que es: parte del juego. “Estas cosas pasan, pero como en más de cincuenta participaciones sólo en cuatro no hemos podido llegar a meta y siempre por avería, pues no estamos acostumbrados. La última vez fue en el Rally Islas Canarias de 2008, también por palier”, explica Ángel Marrero. Tanto él como Víctor intentaron hacer lo imposible para poder salir en ese segundo tramo, pero cuando comprobaron que era el palier tuvieron que desistir. “Al principio creí que era que no había metido bien el cambio. Hice el primer tramo perfectamente, incluso pudimos calentar neumáticos con cuidado antes de la salida. Pero con mucho sufrimiento recorrimos unos 150 metros y, teniendo en cuenta que nos quedaban tres tramos y sus enlaces, tuve que asumir que no, que esta vez tocaba abandono”. Marrero admite que tenía unas ganas infinitas de hacer las diez especiales de este Villa de Santa Brígida no sólo por sumar puntos y aspirar a hacerse una vez más con el liderato del provincial. El doble campeón intuía que iba a ser un rally muy reñido y quería estar ahí. “Había un grupo muy amplio de pilotos en tiempos muy parecidos y viendo nuestro ritmo en el TC1, nos lo habríamos podido pasar genial. Aún así, eso nos anima a no bajar los brazos y a preparar con más esfuerzo aún lo que queda de temporada para poder cumplir las metas que nos hemos marcado”. Del primer al último componente del Autoescuela Reyes Rally Team sigue con la moral intacta. “Son cosas de las carreras”, coinciden todos, pero como un clavo quita otro clavo, la mente estaba puesta ya el sábado por la tarde en la tercera cita con el Campeonato Provincial de Las Palmas de Rallys: el Isla de Gran Canaria. “Ya está todo listo para intentar que llegue la nueva evolución de motor que ha desarrollado JAS Motorsport para este coche -confirma José Manuel Suárez, director del equipo-. La mejora se homologó el día 1 de abril, así que sabemos que vamos a ir muy muy justos de tiempo y que puede que no llegue a tiempo, pero en el peor de los casos emplearemos el actual”. Optimista por naturaleza, el patrón del ARRT ve siempre el vaso medio lleno y aunque un abandono siempre duele, recuerda que “de haber durado seis kilómetros más el Rally Islas Canarias”, Ángel y Víctor habrían corrido la misma suerte que en 2008. “Eso sí habría sido un palo por la prueba que es, por su coeficiente 1,5 en el provincial y por la inversión que supone. Pero, dentro de lo que cabe, le hemos ahorrado un rally al motor y eso nos permite tener esa red en caso de que el nuevo no llegue a tiempo. Vamos a hacer todo lo que esté en nuestra mano para que así sea porque aunque el reglamento del campeonato nos permite descartar un resultado, para nosotros obligatoriamente va a ser el Villa de Santa Brígida. Va a ser una temporada muy intensa y muy emocionante”, concluye José Suárez.