– Después de su participación en la Subida de Tejeda, con podio incluido, Borja Oliva vuelve a ponerse a los mandos del espectacular vehículo. Este fin de semana comienza el Campeonato de Las Palmas de Montaña, y lo hace coincidiendo con la tercera cita del Autonómico de la especialidad. La Subida a La Pasadilla reúne a un buen número de equipos, con especial incidencia en el apartado de Turismos donde se encuentra el Volkswagen Polo N1 que por segunda ocasión consecutiva pilotará el grancanario Borja Oliva.
Será la tercera vez que entre en acción el flamante vehículo que luce la imagen de Hydrographics Canarias, Neumáticos Motor Telde, Zeta Tyres, 5 MotorSport, Disreca, Oscar Sport, Jesport.es, Dmack Tyres y MotorADiario.com. Después de la experiencia en la rampa de Tejeda el objetivo principal es seguir trabajando en diferentes aspectos de la máquina. “En la carrera anterior alcanzamos unos buenos reglajes que nos permiten que la banda de rodadura del neumático obtenga una temperatura más homogénea”, apunta Borja Oliva por lo que, además de seguir ampliando conocimientos al respecto, podrán centrarse en el tarado de los diferenciales.
“Vamos a tener la suerte de encontrarnos un recorrido variado”, y es que la Subida a La Pasadilla, además de que ofrece un nuevo asfalto, se diferencia notablemente en su primera parte del recorrido si lo comparamos a la última parte de la ascensión. Los primeros kilómetros requieren un ritmo altísimo, que se contrarrestan con una zona final más técnica y, sobre todo, donde la potencia pasa a ocupar un lugar primordial debido a las pronunciadas rampas que aquí encuentran los pilotos. “Esto nos va a permitir ir conociendo el coche y su comportamiento en zonas de curva rápida”, algo realmente importante después de la experiencia acumulada en el técnico trazado de Tejeda.
Borja Oliva no se marca un resultado concreto para el fin de semana, algo complicado también si tenemos en cuenta la ‘caballería’ de los que a priori portan el cartel de favoritos. Pero si todo marcha bien no ve con malos ojos probar en la última manga, sólo “si se puede y si Juan López también está de acuerdo”, comenta entre risas el piloto grancanario. “Lo importante”, recalca, “es seguir cogiendo el feeling” del Volkswagen Polo N1.
La XIV Subida a La Pasadilla, escenario en el que arranca el certamen provincial de montaña, se disputará el próximo sábado 16 de mayo. Lo hace íntegramente en la carrera GC-120 y sobre una distancia de 7,10 kilómetros. La manga de entrenamientos está prevista para las 10:00 h y, a continuación, los pilotos afrontarán las dos ascensiones oficiales.