– El equipo de Grúas Arguineguín sucumbió en la segunda jornada del Rallye Islas Canarias ‘El Corte Inglés’ por culpa de un palier. Domingo Ramos y Marcos Guerra siguen siendo víctimas del lado más crudo que pueden ofrecer los rallyes. Un nuevo abandono ha acabado con la ilusión que ambos tenían puesta en el Rallye Islas Canarias ‘El Corte Inglés’. El ritmo no era nada malo, pero en el quinto tramo –segundo de la jornada del sábado- la transmisión del Toyota Yaris TS no pudo más.
El joven equipo grancanario estrenaba en este rallye internacional nueva decoración en el Toyota Yaris TS, luciendo la imagen de Center Car Arguineguín, Discoteca-Karaoke La Guinda II, Desguace El Cruce, Fas Car Service, Ferretería Tomás, Mapfre Arguineguín, Grúas Arguineguín y MotorADiario.com. Nuevos colores y nuevas ilusiones que llegaban justo antes de la cita más importante de todo el calendario.

“Llegábamos con toda la ilusión del mundo al ‘Islas Canarias’ pero parece que no nos quitamos de encima la mala suerte”, contó Domingo Ramos desde el lugar del abandono. Hasta ese momento las cosas iban bien, ya que desde la segunda especial Ramos y Guerra eran terceros en la provisional del Trofeo Toyota Enma. Un valor significativo si tenemos en cuenta el escaso bagaje del equipo sobre esta superficie en estos últimos meses, a lo que hay que sumar el factor nocturno. “En algunos tramos de la primera etapa perdimos algo de tiempo, pero acabamos la jornada marcando el mejor tiempo entre los Yaris”, por tanto un final de día que espoleaba al piloto de Arguineguín, que finalizaba en esa tercera plaza provisional.
Pero desgraciadamente la segunda etapa se le hizo corta a Domingo Ramos y Marcos Guerra. “Íbamos tranquilos y tomándonos las cosas con cautela hasta que llegó la rotura del palier”, recordaba el actual campeón autonómico en la categoría de Car Cross. Cuando parecía que todo podía cambiar de rumbo esta avería mecánica ha vuelto a truncar el esfuerzo de un equipo absolutamente volcado en conseguir buenos resultados.
“Este abandono me sabe mal por todos, ya que este año hemos puesto especial ilusión”, y es que sólo había que ver las caras de los componentes del equipo el día de su presentación. “Pero no tiraremos la toalla”, asegura Ramos, y es que está segura que pronto “llegarán los buenos resultados”.