– Acabaron en la quinta plaza absoluta, a un suspiro de la cuarta, y lo más importante, con unas sensaciones muy positivas.Domingo Ramos y Marcos Guerra están de vuelta. Después de que al piloto de ‘Grúas Arguineguín’ la suerte le fuese esquiva en los rallyes sobre asfalto, el resultado en el ‘Isla de Gran Canaria’ le devuelve la confianza. Después de una mala racha que rozaba el año y medio, Ramos-Guerra firmaron una quinta plaza absoluta que merece todos los elogios.
“He vuelto a encontrar esa sensación que nos hacía ir rápido y con confianza”, dijo Domingo Ramos al pasar el podio final. Una alegría que quiso transmitir a sus patrocinadores: Center Car Arguineguín, Discoteca-Karaoke La Guinda II, Desguace El Cruce, Fas Car Service, Ferretería Tomás, Mapfre Arguineguín, Grúas Arguineguín y MotorADiario.com. Ellos siempre estuvieron ahí, y ahora que ha llegado una alegría tienen tanto mérito como Domingo y Marcos. “A pesar de un leve problema con la bomba de gasolina el coche ha ido genial, ahora hace lo que yo quiero y me transmite mucha confianza”, destacó el joven piloto grancanario.
El comienzo del rallye no fue fácil para la pareja Ramos-Guerra, que debido a esos problemas cedía un tiempo valioso que después de dos tramos les colocaba, a pesar de todo, en la séptima plaza. La repetición de esas especiales parecía ir mejor con el crono de ‘Las Presas-Coruña 2’, pero la neutralización de la cuarta especial condicionó, en buena medida, la clasificación final de Domingo y Marcos. “No estoy de acuerdo con la decisión tomada en lo referente al tiempo que nos adjudicaron y dejamos constancia de ello”, declaró el piloto de Arguineguín, que veía como su desventaja crecía. Con todo, se preparaban para un intenso último ‘round’.
En una estratosférica sección final, con alrededor de 35 kilómetros cronometrados divididos en tres tramos, Domingo Ramos y Marcos Guerra anotaron un quinto mejor tiempo y dos cuartas posiciones absolutas, lo que dejaba muy claro el ritmo al que rodaron. “Teníamos que intentarlo”, dijo Ramos al llegar al final. A la postre se quedaron a 1,9 segundos de la victoria en el Trofeo Toyota Enma y en la Challenge RallyCar, pero con el buen sabor de boca que les daba una quinta plaza absoluta que premia el esfuerzo de los últimos meses. “Salíamos a ganar y poco nos faltó, pero lo más importante, y con lo que realmente nos quedamos, es con las sensaciones que hemos experimentado”, añadiendo Domingo Ramos que lo más importante es haber “pasado esa mala racha de abandonos”.