En una de las pruebas más difíciles de los últimos años, el equipo DISA Copi Sport ganaba de principio a fin la penúltima cita del Campeonato de Canarias de Rallyes 2018. El ‘Isla’ siempre depara sorpresas y, en esta ocasión, en forma de borrasca con desarrollo imprevisible. El triunfo coloca al equipo canario en una inmejorable posición de cara a la renovación del máximo título regional dentro de 15 días en Lanzarote.

Las previsiones se cumplieron y hubo alternancia de tramos pasados por agua con otros completamente secos, lo que complicó sobremanera la puesta a punto de los vehículos: “La etapa del viernes y sus tres tramos cronometrados ya nos dejaron ver claramente que tendríamos una competencia muy dura, si bien conseguíamos mantenerla a raya por escaso margen y con la sorpresa de nuestro máximo rival por el título con problemas mecánicos. Eso nos obligaba a salir el sábado con un criterio algo más conservador, pero pensando siempre en la victoria. La lluvia en el tramo de Los Loros se nos dio fenomenal y ahí jugamos nuestra principal baza para mantenernos al frente de la clasificación durante todo el día. Debíamos administrar nuestras ansias de ganar y equilibrarlas con la necesidad de no cometer un solo error. Afortunadamente todo salió perfecto y llegamos a la rampa final como vencedores. El trabajo de mi copiloto Yeray y de todo el equipo DISA Copi Sport fue increíble, lo que nos llevó a esta importante victoria en este siempre apetitoso Isla Tenerife” declaró Enrique.

“Ahora debemos pensar en lo que se nos avecina en 15 días con la última prueba del campeonato, a donde llegamos con la tranquilidad de solo tener que acabar entre los 13 primeros para traernos a casa un nuevo título absoluto de rallyes. De nuevo Lanzarote decidirá el título regional” concluyó Enrique.

Fernando Capdevila, team manager del equipo con los colores DISA, Worten y Poema del Mar, se mostraba más contento de los habitual por “alcanzar entre todos una victoria sencillamente brillante. Con un coche de propulsión y esta potencia no es nada fácil conducir bajo lluvia intensa. Seguimos manteniéndonos invictos este 2018 y ahora debemos rematar la faena en Lanzarote. La esencia de este deporte siempre ha sido la sana rivalidad, el juego limpio y sobre todo poder acercarte a tus rivales a desearles suertes o darles un abrazo. Trabajaré porque siempre siga siendo así. Que gane el mejor.”