El equipo DISA Copi Sport desembarca en el sur de Gran Canaria con la moral por todo lo alto y en plenitud de forma, tras ganar las dos últimas citas del certamen autonómico de rallyes. El objetivo en el Rallye de Maspalomas es claro: ganar y auparse al liderato de la tabla.

Entramos en la recta final del Campeonato de Canarias de Rallyes 2018 con la disputa, en apenas un mes, de sus tres últimas citas. Serán el inminente Rallye de Maspalomas, el Rallye Isla Tenerife y por último el Rallye de Lanzarote, tres pruebas a cuál más complicada. Centrándonos en la que se disputará este viernes 2 y sábado 3 de noviembre, Enrique Cruz y Yeray Mujica lo tienen claro: “Permanecemos invictos en carretera tras cuatro pruebas del campeonato, y solo la rotura -por fatiga- de una pieza de nuestro coche en el Adeje nos impide ser los claros líderes. Ese ‘cero’ lo llevamos arrastrando desde entonces y nos obliga a no errar lo más mínimo, aunque esa presión nos ayuda a mantener la concentración y rendir al 100%.”

“En el Maspalomas vamos a tener que correr mucho ya que nuestros rivales están muy fuertes y no nos permiten bajar la guardia. El viernes, con los dos tramos nocturnos de Mogán-La Aldea de unos 17 kilómetros en ambos sentidos, será una dura prueba de fuego para todos. Dependiendo del resultado que consigamos en esta primera etapa, nos plantearemos la estrategia de cara a los cinco tramos restantes del sábado” indicó Enrique. “El coche ha sido revisado -como es habitual- del primer al último tornillo y cruzamos los dedos para que nada falle, si bien el trabajo de todo el equipo DISA Copi Sport es encomiable e intachable. Tanto Yeray como yo vamos a dar el 100% en la carretera para brindar a toda la afición grancanaria el triunfo absoluto” sentenciaba el piloto de DISA.

Por su parte Fernando Capdevila, team manager del equipo con los colores DISA, Worten y Poema del Mar, añadía “la necesidad de ganar y no fallar, una combinación a la que Enrique y Yeray nos tienen acostumbrados; pero hay que lucharla y trabajársela en cada metro del recorrido. Tras el Maspalomas llegarán dos pruebas muy complicadas, con lo que un buen resultado aquí será obligatorio para nuestros intereses. Estoy convencido que por trabajo, profesionalidad y capacidades no habrá hándicap.”