– Con un Suzuki Swift estarán en la cita asturiana encuadrados en el trofeo monomarca, y lo harán con 
la vista puesta en el futuro semana más intensa, salvando el Rallye Islas Canarias, para Raúl Quesada, ya está aquí. Acompañado a la derecha por Pedro Domínguez, y con el apoyo de Valleseco, Gran Valle, Casa Rural Las Calas, TurboVag Canarias, Restaurante Hermanos Santana, Queso Casero de Valleseco, Embutidos Carbel, Cultivo de flores Fina, Video Club Oliver, Peluquería Unisex Inma, El Maipez de los García, JRT Motorsport, Chapa y Pintura Carlos García, Taller Dominar, Mecánica Soto y la FALP, los grancanarios regresan al Campeonato de España de Rallyes sobre Asfalto, un certamen que siempre ha sido el principal objetivo del piloto de Flamer Motorsport. 
Con cerca de 15 equipos en la Copa Suzuki Swift el equipo formado por Quesada y Domínguez se reafirma en su propósito de sumar experiencia en un Rallye Villa de Llanes desconocido para ellos. Por tanto, coche nuevo, rallye nuevo y meteorología incierta definen el reto de los grancanarios, que se trasladarán a tierras asturianas con la ilusión de estar en un futuro próximo sobre un escenario similar al que se van a encontrar estos días. 

La principal tarea de Raúl y Pedro es adaptarse al Suzuki Swift del equipo ‘Race Seven’, un vehículo muy próximo a una unidad de serie de no ser por las modificaciones en la suspensión y de manera muy localizada en la transmisión. Por supuesto un conjunto diametralmente opuesto al Volkswagen Polo GTI que ha pilotado estos años y que tiene actualmente en venta. Una vez se vaya cumpliendo la etapa de adaptación al ‘Swift’, los componentes de Flamer Motorsport tratarán de asimilar rápidamente el recorrido del Rallye Villa de Llanes, uno de los más complejos del certamen nacional. Sin tener en cuenta la meteorología, que a la postre es una suerte para todos, Quesada aspira a mejorar en las segundas pasadas por los diferentes tramos, siempre en relación a los pilotos que marquen la pauta en el certamen monomarca. Conocedor de las dificultades que implica un reto de esta envergadura, Raúl Quesada y Pedro Domínguez anteponen en todo momento su prioridad por estar en la meta final y sumar el mayor número de kilómetros posible.
El ‘Villa de Llanes’, con cerca de 160 kilómetros de recorrido cronometrado, se divide de la siguiente manera: ‘Nueva-Labra’ (19,90 km a las 8:30 h y 11:23 h), ‘Arriondas-Carmen’ (22,20 km a las 9:18 h y 12:21 h), ‘La Tornería’ (11,37 km a las 15:36 h y 18:56 h) y ‘Valle Oscuru’ (25,43 km a las 16:34 h y 19:54 h).
Raúl Quesada comenta sobre su presencia en Asturias: “Estamos muy ilusionados con nuestra participación en Llanes, volver al Nacional era algo que llevaba buscando desde 2008, y sin duda hacemos este fuerzo mirando al futuro. Es un coche nuevo y un rallye nuevo, pero siempre me han gustado los retos y éste es uno de los más importantes de mi carrera. Espero ir reduciendo la diferencia con los más rápidos, aunque en las copas se va muy deprisa y no va a ser fácil, y además únicamente haremos un corto test antes de la prueba. Lo principal es llegar a la meta para agradecer el esfuerzo de todos”.