-Los del Mitsubishi Lancer Evo VIII acabaron en la segunda plaza a seis segundos de la victoria.

​Muy por encima de las expectativas que el propio equipo tenía, Domingo Ramos y Marcos Guerra acabaron el ‘Villa de Santa Brígida’ con una sonrisa de oreja a oreja. En su segundo rallye con el Lancer Evo VIII acabaron en la segunda plaza, a seis segundos de la victoria, después de presentar batalla hasta el último tramo cronometrado.

“Todavía no me creo que hayamos estado luchando hasta el último tramo por ganar un rallye”, comentó Domingo Ramos tras recoger el trofeo que le acreditaba como el segundo mejor tras el cómputo final. “Veníamos a hacer nuestra carrera y seguir con nuestro plan”, recordaba el de Suministros Santana Domínguez, ElectroMarket, Escamilla, Autobuses Moreno, Center Car Arguineguín, Desguace El Cruce, Discoteca-Karaoke La Guinda II, Mapfre Arguineguín, Ferretería Tomás, Grúas Arguineguín y MotorADiario.com. “Desde el principio nos encontramos ya en posiciones de podio”, algo nuevo para ellos y, “la situación de la carrera, nos dejó en posición de luchar por una cota impensable para nosotros a primera hora de la mañana”. Los kilómetros acumulados empezaban a notarse de manera positiva y, especialmente, en la confianza de un Domingo Ramos que estaba siendo guiado perfectamente por la voz experta de Marcos Guerra. A esta simbiosis se unía otro importante detalle.

“En una de las asistencias Miguel Cabral nos echó una valiosa mano con los reglajes” y, a partir de ahí, “el coche cambió radicalmente”, explicaba el joven piloto de Grúas Arguineguín. “Le doy las gracias porque sus consejos y conocimientos fuero muy útiles”, de hecho el del Mitsubishi Lancer Evo VIII aseguraba haberse “sentido muy cómodo en el último bucle”, un tercio de carrera en el que exprimió las posibilidades de su nueva máquina y donde llegaron sus primeros scratch.

“Para nosotros lo que hemos alcanzado hoy es impresionante, casi me atrevería a decir que ha llegado antes de lo esperado”, lo que no quita que ambos, piloto y copiloto, lo disfrutasen como la ocasión merecía. “Seguro que se puede mejorar, pero estamos en esa fase de conocer el coche. Vamos haciendo cambios y con ello descubrimos su comportamiento y eficacia, lo que nos va a permitir ser más rápidos en el futuro”, un futuro que ahora pasa por el Rallye Isla de Gran Canaria. Antes, “el resultado se lo dedico a todos los miembros que conforman este equipo”, sentenciaba un radiante Mingo.

Esa histórica cita está prevista para la segunda quincena del próximo mes de mayo. De aquí a esa fecha, Domingo Ramos y Marcos Guerra volverán a ceñirse a su hoja de ruta, ya fijada antes de este magnífico podio.

Contacto: Domingo Ramos | 639 319 385