El equipo de DISA Copi Sport tropezó de frente con la mala suerte en el debut sobre tierra del piloto Enrique Cruz, quien junto a Mario Quintero y el Volkswagen Polo de Volkswagen Canarias apenas completaron el primer tramo del Rallye Puerto del Rosario. Un enorme socavón frustró el objetivo de hacer kilómetros.

La máxima de que los rallyes de tierra esconden innumerables trampas y sorpresas ha sido corroborada este fin de semana por Enrique Cruz en su primera participación en una prueba de esta disciplina. Los tres kilómetros del primer tramo del Rallye Puerto del Rosario se hicieron eternos tras tropezarse de lleno con un socavón que destrozó la parte delantera del vehículo, con daños de importancia que le impedían seguir adelante.

“No podemos siquiera comentar las sensaciones, pues acumulo más kilómetros de tramo de enlace que de competición. Una lástima, porque tras tantos retrasos ajenos a nosotros hasta llegar aquí al debut y nos vemos fuera a la primera de cambio” declaró Enrique. “Tenemos que pensar en positivo y asumir que las carreras son así. Agradezco a todo el equipo el esfuerzo que ha hecho para dejarme un coche a mi medida y a Mario por su paciencia conmigo” concluyó el piloto de DISA Copi Sport.

Fernando Capdevila, team manager del equipo DISA Copi Sport, Poema del Mar y Volkswagen Canarias manifestó su “tristeza porque todos los comienzos son difíciles y se pone el máximo de ilusión, pero no hay que desanimarse por este pequeño contratiempo. Que Enrique le coja la medida a estos rallyes es únicamente cuestión de tiempo y kilómetros, y en el equipo DISA Copi Sport estamos preparados para ello. Hay que recordar que no estamos buscando resultados, sino experiencias; esta es una de ellas.”