Esta localidad catalana inaugura una nueva edición del Campeonato de España de Rallies de Tierra (CERT) en la que el canario conducirá un Mitsubishi Lancer Evo X de RMC Motorsport. Será una carrera con muchas novedades para él, ya que por primera vez contará con Diego Vallejo como copiloto.


Organizado por WRC Management, el XIV Rally Ciutat de Cervera va a servir para que los favoritos del CERT 2013 muestren por primera vez sus cartas. La localidad ilerdense tendrá entre sus visitantes al majorero Gustavo Sosa, inmerso en su programa nacional más ambicioso con un Mitsubishi Lancer Evo X preparado y asistido por el equipo leonés RMC Motorsport de Roberto Méndez.

Sosa va a tener un primer contacto con el Evo X este próximo jueves, un test importantísimo para él ya que este coche tiene muchas diferencias con el que ha venido compitiendo en las últimas temporadas y porque le servirá también para que él y Diego Vallejo –su copiloto en aquellas pruebas en las que Rogelio Peñate no pueda competir con él– empiecen a crear una rutina de trabajo antes del rally.

“Era vital tener este pequeño entrenamiento en Barcelona. Son muchas cosas nuevas y aunque vamos con la idea de adaptarnos y de acabar para poder puntuar, uno siempre quiere hacer un buen papel”, explica el piloto de Fuerteventura, que saldrá con el número cinco en una potente lista de inscritos con 67 equipos y con nombres como Xevi Pons, Nani Roma, Joan Vinyes, Óscar Fuertes o Albert Llovera. “Viendo el plantel no me esperaba que nos dieran un número tan bajo. Está claro que la evolución de estos años está ahí”, añade.

Sobre este Rally Ciutat de Cervera Sosa tiene pocas referencias. Cree que habrá “de todo”, ya que alterna zonas amplias y rápidas con otras más estrechas “y comprometidas”. “Por lo que sé el conocimiento del terreno te adelanta mucho trabajo en esta carrera, así que los equipos catalanes van a ser también rivales difíciles de batir. Hay que correr con mucha cabeza y por nuestra parte tener muy claro que debemos empezar el año sumando puntos”, continúa.

Al haberse desligado del nacional de rallies todo terreno, el CERT vuelve a un esquema mucho más habitual con un total de seis tramos cronometrados de los que tres serán distintos con unas longitudes de 17,44, 12,15 y 14,89 kilómetros. Con salida desde la Plaça de la Universitat de Cervera durante la tarde noche del viernes, será el sábado día 20 cuando se realicen estas seis especiales distribuidas en cuatro secciones. “Respecto al año pasado son tramos más cortos y creo que eso va mejor con mi estilo de pilotaje. Antes había que regular y tener siempre en mente cuidar la mecánica”, considera Gustavo Sosa, cuyo coche irá decorado con los colores de su isla natal.