Cuarta posición y primera de Grupo N para el canario y su copiloto Rogelio Peñate en esta cita del catalán de rallies que debía servir como preparación de cara al Rally Isla Verde de la próxima semana.Día redondo para Gustavo Sosa y Rogelio Peñate en el Rally Vila d’Àrger que se ha celebrado este sábado 14 de junio en la provincia de Lleida. Los canarios han tomado parte en esta prueba del campeonato catalán con el Mitsubishi Lancer Evo IX de Calm Competició, el mismo con el que ya corrieron en Benahavís. La intención del majorero y el grancanario era volver a activar el ‘modo carreras’ antes de un inminente Rally Isla Verde que va a ser muy importante para ellos.
La Palma aguarda ya a los equipos del Campeonato Autonómico de Canarias de Rallies y la mejor manera de prepararse para esa primera cita era correr una carrera de las características de la de Àrger. Ya sobre el terreno, Sosa y Peñate confirmaron la idoneidad de este rally organizado por WRC Management que por su recorrido iba a suponer un buen entrenamiento.

Igual que en Andalucía semanas atrás el Evo IX de Calm Competició funcionó como un reloj. Ni un solo problema mecánico de este vehículo que salió con especificaciones de Grupo N, categoría en la que Gustavo Sosa se erigió rápidamente en el hombre a batir en los dos tramos que se repitieron en varias ocasiones.
“Nos encontramos muy cómodos casi desde la primera pasada. El Mitsubishi volvió a ir a las mil maravillas y sólo necesitamos hacer algunos ajustes y bajamos prácticamente 20’’ en cada tramo”, explica el piloto de Fuerteventura que se quedó sorprendido del nivel y el fabuloso ambiente de este campeonato catalán. Sólo por detrás de los potentes Grupo A y con una sustanciosa ventaja respecto al siguiente Grupo N clasificado, hizo los siete tramos sin montar neumáticos nuevos e intentando no perder la concentración.
“Soy de los pilotos que no les gusta hacer muchas pasadas por un mismo recorrido. A veces te relajas, pierdes la concentración y así llegan los errores. Afortunadamente el terreno era perfecto. Muy duro y compacto, aguantó bien todo el rally. Me llevo una muy buena impresión no sólo de esta carrera sino del campeonato catalán en general. Hay pilotos de un gran nivel como Carles Llinàs o Xavier Domenech y el ambiente es genial a pesar de la enorme competitividad que hay”, declaró el canario, que terminó en cuarta posición absoluta llevándose además el premio de la victoria en Grupo N.
Sobre la participación en Lleida, Sosa se reafirmó en lo ideal de esta apuesta antes de un importantísimo Rally Isla Verde. “Tal y como nos habían dicho el recorrido era muy virado y no me imagino una forma mejor de ‘calentar’ antes de viajar a La Palma. El autonómico es ahora mismo un campeonato prioritario para mí y para nuestro principal patrocinador en este proyecto en Canarias: DISA”, subrayó.
Rogelio Peñate, por su parte, destacó el hecho de poder finalizar de nuevo sin problemas esta segunda carrera con Calm Competició. “Llevamos dos de dos y esto nos ha permitido tener lo que llevábamos tiempo buscando: kilómetros para encontrar nuestro ritmo”, apuntó el copiloto de Santa Lucía de Tirajana.