– Segundos fueron Mingo Ramos-Marcos Guerra (Mitsubishi Lancer Evo) y terceros Anyelo Padrón-Narciso Pérez (BMW 325i), en un podio inédito.

Incertidumbre hasta el final en el 32º Rallye Villa de Santa Brígida, porque hasta el último tramo no se decidió el triunfo entre los dos equipos que llegaron en condiciones de subir a lo alto del podio. Ocho décimas de segundo le separaban a falta del TC7 La Atalaya, un tramo que ya había ganado en su primera pasada y volvía a demostrar que se adaptaba perfectamente a su pilotaje, logrando su primera victoria el equipo de Benjamín Avella-Agustín Alemán con el Porsche 911 GT3.

Un año más el “Santa Brígida” suma un nuevo ganador en su palmarés y esta vez para un equipo sin victorias absolutas en rallys, después de varios años de actividad y variados tipo de coches, pero parece que la era Porsche de Avella-Alemán está dando frutos muy positivos, con un buen papel en el pasado Islas Canarias y que ahora confirman con esta estupenda victoria en la segunda cita del Campeonato BP de Rallys de Las Palmas.

Se impusieron en tres tramos cronometrados de los siete que disputaron, ganando las dos pasadas por La Atalaya y la segunda de Lagunetas – Ariñez.

Este tramo abrió la competición con el liderato inicial de Bolaños-Herrera, que les duró poco por el infortunio que sufrían en la siguiente especial.
Ese primer scratch de Avella no impidió a partir de ese momento, que Angel y Víctor Marrero tomasen el liderato del rallye hasta que tenían un percance con una rueda y perdieran más de tres minutos que les hundió en la clasificación.

Tras este suceso, la tarde tenía nuevos protagonistas en la lucha por la victoria y Avella tenía que emplearse a fondo ante el empuje de Mingo Ramos, que aprovecharon el tramo de Pino Santo para exprimir al máximo su Mitsubishi Lancer Evo, haciendo un excelente scratch. Pero en La Atalaya no podían seguir el ritmo del Porsche y acabaron en un excelente segundo lugar final, a sólo 6 segundos de los vencedores.

El inédito podio lo cerraba el veterano Anyelo Padrón con Narciso Pérez de copiloto, sobre el BMW 325i, un coche de grupo T, que hizo una gran carrera al estar siempre metido en la primeras plazas y finalmente acceder al podio tras los problemas del líder y la retirada del dominador del Trofeo BP de Promoción, el lanzaroteño Aníbal Machín con el Renault Megane.

Otro equipo totalmente satisfecho eran Noé Armas-Efraín González con el Citroen Saxo, que cuajaban su buena progresión con el cuarto puesto absoluto.

BASTANTES RETIRADOS

El otro factor que influyó claramente en la clasificación definitiva fue el importante número de equipos retirados, sobre todo en los tramos de la tarde. Por ese motivo, otros equipos vieron su oportunidad de escalar posiciones con respecto a otros rallys y apuraban al máximo en los tramos de La Atalaya y Pino Santo, para posicionarse también en la parte alta del Campeonato BP de Las Palmas.

En los tramos de la mañana los hermanos Marrero con el Honda Civic fueron los claros dominadores, a pesar de la neutralización de la primera pasada del tramo Arbejales que ellos si disputaron y donde el Honda Civic se adaptaba mucho mejor.

En esta ocasión un pinchazo les obligó a cambiar rueda en el TC5 La Atalaya. Solo tardaron 3 minutos en la operación, pero en un rallye tan corto eso les impidió seguir en el primer plano del rallye Santa Brígida, aunque lograban recuperar varios puestos y finalizaban quintos de la general.

Pero la peor parte se la llevó el otro equipo favorito, Vicente Bolaños y Magnolia Herrera (Mitsubishi Lancer Evo), que sufrían una salida de carretera en ese TC2, a 1,2 kms. De la salida, en una zona sucia y húmeda, que les hizo deslizar más de la cuenta y terminaba cayendo por un terraplén. Los dos salieron ilesos, salvo un golpe en el brazo para la copilota.

Posteriormente, algunos equipos pusieron en entredicho la seguridad del tramo y se negaban a tomar la salida, lo que propició un retraso mayor y se tuvo que neutralizar la especial. Esos equipos que se negaron a tomar la salida en el TC2 están siendo investigados por parte del colegio de comisarios deportivos del rallye.

Estos dos acontecimientos cambiaron el rumbo de la clasificación general del Santa Brígida 2016, que tuvo un desarrollo normal el resto del día, con buen tiempo y mucho público en todos los tramos cronometrados.

José Antonio Armengol, alcalde de Santa Brígida entregaba los trofeos a los grandes triunfadores del rallye, Benjamín Avellá-Agustín Alemán, en medio nuevamente de muchísimos aficionados agrupados en un gran ambiente festivo junto a la rampa de llegada en la Calle Nueva del centro de la Villa.

CATEGORÍAS

La categoría 3 fue para Noé Armas y la 2 para Angel Marrero. En la 1 se impuso el Porsche de Julio Martínez, sexto de la general. Séptimo y primero de la categoría 4 fue Javier Rodríguez con el Opel Corsa OPC, en su mejor rallye hasta el momento.

En el Grupo H, el triunfo se lo llevó Tato Suárez con el Ford Escort, seguido del BMW 323i de José Juan Díaz.

TROFEOS PROMOCIONALES

En el Trofeo BP de Promoción se impuso finalmente el equipo de Cristian Batista-Vidal Melián con Toyota Yaris, tras varios líderes iniciales que no lograron finalizar. Segundo se clasificaba Gerardo Reyes con el Renault Megane, seguidos de Miguel López con otro Yaris TS.

En el Trofeo Toyota Enma-2RM, el ganador final sería Guayasén Castellano-Daniel Quintana, con Cristian Batista y Miguel López completando el podio de los Yaris.

En la Nissan Fan Motor también tuvo varias bajas,con liderato final para Jesé Ramos-María Hernández y segunda posición para Manuel Santana-Pedro Benítez.

En la Challenge Maxi Rallycar el triunfo fue para el segundo clasificado del rallye, Mingo Ramos, seguido de Javier Rodríguez y José Juan Díaz. En la Rallycar, Noé Armas fue el vencedor, con Guayasén Ortega en segundo lugar y Alexander Santana (Honda Civic), tercero.

En el Trofeo Mejor Debutante Mosan-Fan Motor, en copilotos se impuso Daniel Quintana y en pilotos su compañero de equipo Guayasén Ortega con el Yaris TS.

Por último, la nueva BMW Power, el estreno de victoria sería para Juanfra Santana con BMW 325i, seguido de Óscar Barrios con otro 325i y Adelaido Padrón (BMW 2002 Ti).

REGULARIDAD SPORT

Manuel Hernández y David Bethencourt se volvieron a imponer con su Renault 5 Turbo en la modalidad más concurrida de Regularidad Sport, el Campeonato o Media Alta, con 126,7 puntos. La segunda plaza con 130,8 puntos fueron para José Luis Sosa-Yeray Hernández con el Talbot Sumbean Lotus, mientras el tercer puesto fue para Ricardo Alonso-Francisco Marín con BMW 2002 Ti.

En Media Baja, el triunfo fue Roberto y Tania García con el Honda Civic y 208,9 puntos, con poca diferencia sobre los segundos Jonathan Medina-Haridian Vázquez con el Toyota Corolla Coupé. Cerró la clasificación y podio Juan Manuel Benítez-Demetrio Domínguez con el Toyota Starlet.

Y en el Trofeo 50, Germán y Agustín Rodríguez con el BMW 323i fueron muy superiores con sólo 36,6 puntos, quedando segundos los debutantes Ricardo Lorenzo-Angel Víctor Martín con SEAT 124 Sport.

Un total de 47 equipos finalizaron este 32º Rallye de Santa Brígida, de los 82 que tomaron la salida en la noche del viernes.